2016: un año peculiar para el sector de oficinas de Costa Rica

Por primera vez, el inventario absorbido fue mayor que el nuevo

1487714159 b2 n1 oficinas costo por clase 05 png?w=550

La estabilidad del mercado de oficinas se debe a una introducción de oferta muy moderada y cerca de un 50% menor a la registrada en 2015.

Por Comunicación Newmark Grubb Central America
comunicacion@ngcentralamerica.com

El 2016 cerró como uno de los años más particulares en la historia reciente del mercado de oficinas de Costa Rica: según información de NEWMARK GRUBB, se trató de la primera vez en que la demanda de inventario superó a los nuevos espacios introducidos.

Al final del periodo, se reportó una absorción neta de 81.818 metros cuadrados (m2) frente a 44.629 m2 de nuevos espacios, la más alta desde el año 2012 y una rotación de inventario inferior a la de otros años.

“Este es oficialmente el primer año donde el inventario absorbido es superior al inventario introducido. En años pasados era una constante ver un ingreso superior de inventario versus la absorción”, destaca el informe de mercado emitido por NEWMARK en el último trimestre del 2016.

Según los expertos, el comportamiento demuestra que los desarrolladores de este tipo de producto comprendieron que debían tener precaución al comercializar sus proyectos para evitar una sobreoferta importante, y que el crecimiento debía estar ligado a la demanda.

En cuanto a tipos de inmuebles, la mayor cantidad de metros cuadrados fue absorbida por la clase A con casi 50.000 m2, a diferencia de la rezagada clase C, con menos de 4.000 m2. “El nivel de rotación de inventario se considera que ha sido controlado puesto que la diferencia entre absorción neta y bruta son bajas”, destaca el estudio.

Oferta inteligente

La estabilidad del mercado de oficinas se debe a una introducción de oferta muy moderada y cerca de un 50% menor a la registrada en 2015. Esto viene a ayudar al mercado a estabilizar tasas de disponibilidad, pues permite que el inventario desocupado tenga más probabilidades de ocuparse.

De acuerdo con NEWMARK, estos periodos de desaceleración de entrada de inventario nuevo al mercado son sanos, pues ayudan a que las tasas de absorción se estabilicen y medir mejor cómo se está comportando el mercado y qué se puede esperar del mismo.

Por otro lado, todas las clases se ubican en el punto de equilibrio a sobreoferta leve, salvo por las A+ y C que continúan con una tasa de disponibilidad superior al 20%.

La clase A+ cuenta con disponibilidades elevadas en zona de sobreoferta, representadas principalmente por el inventario disponible en el proyecto El Tobogán, el cual continúa en proceso de ocupación de espacios.

En cuanto a Clase C, continúan con desocupaciones importantes debido a malas ubicaciones, poca disponibilidad de parqueos, deficiencia en seguridad del edificio, malos acabados e iluminación, entre otros.